Análisis de Liveman

El día de hoy voy a dedicar el artículo a esta maravillosa serie que estuve viendo las últimas semanas.

A pesar de ser una serie vieja (1988) y de caracter infantil (básicamente la antecesora a los Power Rangers), debo decir que me sorprendió lo bien hecha que está y su interesante trama que se mantiene hasta el final, lo que me motivó a hacer este análisis.

¿Pero qué es Liveman?

Es una serie de la franquicia Super Sentai Series, que corresponde al título de la 12va temporada de la misma. Fue producida por Toei Company y emitida en TV Asahi del 27 de febrero de 1988 al 18 de febrero de 1989, constando de 49 episodios.

Aunque su título de distribución internacional fue simplemente Liveman, su verdadero nombre es Chōjū Sentai Liveman (超獣戦隊ライブマン) que puede ser traducido como Escuadrón de las Súper Bestias Liveman.

Liveman fue creada antes que los Power Rangers y después que Flashman. También fue la primera serie de este género que introdujo el concepto de mechas con forma de animales, además de la habilidad de combinarse para formar un super robot.

Análisis

Ahora paso a describir a detalle los aspectos de la serie que me impresionaron:

1) Trama y trasfondo de los personajes

Aunque parezca increíble, este elemento fue lo que más me llamó la atención de esta serie.

Yo ya sabía cómo funcionaban los capítulos de este tipo de series de Super Sentai:

  • Crean un monstruo desde la base de los villanos.
  • El monstruo va a la tierra a sembrar pánico y a causar daño.
  • Aparecen nuestros héroes y lo derrotan con su “super arma”.
  • El monstruo, aparentemente muerto, es resucitado de inmediato y además recibe un powerup de tamaño, volviéndose un gigante descomunal.
  • Los héroes llaman a sus mechas (robots gigantes) y lo derrotan con su “super ataque”.

Si bien Liveman cumple con esta rutina en casi todos sus episodios, debo decir que el transfondo que maneja la serie es espectacular.

Cuando leí la sinopsis de Liveman en wikipedia, la encontré muy interesante y se ponía mejor a medida que leía. Además, los personajes y sus motivaciones me parecieron de lo más llamativas, así que desde cierto punto dejé de leer y me puse a mirar la serie.

“Sólo veré un par de episodios” -pensé.

Y para mi sorpresa, la serie terminó gustándome tanto que me vi todos los episodios completos.

En fin, sin hacer spoliers destacaría las siguientes cosas:

FACTORES RELEVANTES DE LA TRAMA
- Todo indica que originalmente iban a ser 5 jóvenes los héroes de la serie, pero inesperadamente dos de ellos mueren en el primer capítulo de la serie. Éstos fueron asesinados por sus antiguos compañeros que decidieron renunciar a su grupo de investigación para unirse al extraño y selecto grupo llamado Volt ("Rayo" en español latino). Las dos mariposas que aparecen en el opening de la serie, hacen referencia a sus dos compañeros muertos.
- La motivación de cada villano está bien plasmada y es mostrada a detalle conforme avanza la serie. Por ejemplo:
  • Doctor Kemp: tenía una meta noble al inicio, pero con el tiempo se volvió egoísta y al llegar a Volt se convirtió en un mutante que, a pesar de tener una forma monstruosa, conserva un rastro de belleza que representa su orgullo como genio y ser humano.
  • Doctora Mazenda: fue una mujer arrogante y fría desde el inicio, pero muy dedicada con su trabajo, así que al llegar a Volt no dudó en convertirse en un cyborg para así reflejar su frialdad, además de preservar su belleza.
  • Doctor Oblar: el miembro de apariencia más humilde de los Volts, pero también el más decidido. Fue un chico brillante en la escuela y en la academia, pero no porque fuese un genio natural, sino porque en su niñez su madre lo privó de jugar con los otros niños y cualquier otra distracción con el fin de que no hiciera más que estudiar, ya que según ella "él no era como los otros niños". Tiene la transformación más drástica de sus colegas, teniendo como meta principal el poder eliminar su humanidad completamente y olvidar el único acto de su vida que le averguenza: sentir compasión por un pequeño animal que se ahogaba.
- La cantidad de destrucción y muertes que hay en la serie es indiscriminada, hay tantas bajas en el grupo de los "buenos" como en el de los "malos".
- Muchos de sus capítulos son muy emotivos y dejan una pequeña reflexión al final del episodio, en lugar de usar el clásico cliché de un chiste vulgar en alguna situación cotidiana de los protagonistas.
- El antagonista principal, conocido como el Gran Profesor Bias, fue el fundador de Volt y es tratado como un Dios por sus discípulos, pero tiene una meta oculta bastante perturbadora de la cual nadie, excepto Gash (su guardaespaldas), conoce hasta ya avanzada la serie. Debo decir que los últimos episodios de la serie son oro puro.

2) Excelentes efectos especiales, diseños y coreografías

A pesar de ser una serie vieja, no tiene nada que envidiar en estos aspectos a las series actuales.

Los diseños me parecieron geniales y muy variados. Muchos rozan lo bizarro, pero también hay otros un tanto “tiernos”, así que diría que hay diseños de personajes para todos los gustos.

En cuanto a explosiones, las películas de Michael Bay son un poroto comparado con lo que se muestra en Liveman. Esto claramente fue del agrado de muchos, especialmente en USA, puesto que los Power Rangers (que sería la versión gringa de la 15ta temporada de Super Sentai Series) conservaron ese aspecto en todas sus entregas.

Y en coreografías, pues ni se diga… las series de movimiento y acrobacias, tanto en los protagonistas como en los villanos, fueron espectaculares y estuvieron presentes en absolutamente todos los episodios.

3) Un soundtrack exquisito

El OST de la serie es simplemente genial y bien acorde a cada escena.

OST: Volt Kougeki Kaishi (mi favorito). Es usado principalmente para mostrar la base de operaciones Volt.

OST: Taiketsu Zunoujuu (para mostrar las escenas de acción)

También cabe mencionar que el doblaje en español latino que tiene (hecho en Venezuela) es muy bueno. Personalmente vi los episodios mezclados, es decir algunos en latino y otros en japonés, y la verdad todas las voces latinas transmiten lo que tienen que transmitir.

Su opening y ending en latino están muy bien hechos, a tal punto que cada vez que veía un nuevo episodio pues no sentía ganas de saltarme ni el opening ni el ending.

4) Cero discriminación

En todo lo que vi de la serie, no encontré discriminación alguna, no como en los Power Rangers donde hasta el color asignado de los trajes parecía tener una segunda intención.

(Algo de humor con los Power Rangers)

Volviendo al tema, estos son algunos ejemplos de la serie que respaldan mi opinión:

  • El factor de los colores: el personaje femenino tiene color azul al transformarse en liveman, mientras que uno de los masculinos tiene color amarillo, pese a que se solía decir que el color amarillo es de chica, mientras que el azul es de varón.
  • En las peleas entre los Liveman y Volt, el género no marcó diferencia alguna. Tanto hombres como mujeres atacaban y recibían golpes sin excepción.
  • Si bien no hay muchos personajes femeninos, todas han demostrado ser sumamente capaces en su entorno. De hecho, al finalizar la serie uno se percata que Megumi (la chica de los liveman) era la más talentosa del grupo, mientras que Mazenda (la mujer cyborg de los Volt) era quien tenía el IQ más alto.
  • En un capítulo uno de los miembros varones de los liveman llega a quedar embarazado de una de las bestias cerebrales del ejército Volt al transmitirle su ADN con un láser. Mientras en la calle la gente se le hacía la burla al joven por estar embarazado siendo varón, él levantaba sus ánimos diciéndoles “¡Yo les demostraré que un hombre también puede ser capaz de tener un bebé!”. Sin duda es un episodio bastante bizarro, pero muy emotivo.

Sé muy bien que ésto no debería ser algo que tendría que ser analizado por mi persona, pero me resultó cómico que una serie de 1988 promoviera mejor la igualdad de género que las actuales series que tratan de ser políticamente correctas a la fuerza.

5) Cero censura

Muertes, heridas, sangre y destrucción a gran escala… todo eso se puede encontrar en la serie.

Debido a que las series actuales sufren de demasiada censura, posiblemente por eso aprecié y disfruté la dosis de violencia que tenía Liveman.

6) Inconsistencias

Como casi toda serie, este aspecto no puede faltar. Debido a que se reciclaban muchas escenas, pues resulta obvio para el público adulto darse cuenta de que muchos de los escenarios cambian rotundamente de un momento a otro.

También hay algunas falencias en el guión, como por ejemplo: la facilidad que tienen los liveman de escapar de emboscadas o situaciones que prácticamente son imposibles de huir.

Por supuesto, hay que comprender que esto es una serie infantil, pero es precisamente este tipo de cosas absurdas que me resultaron interesantes y particularmente cómicas, dándole una sazón extra a la serie.


Y para finalizar, muestro una lista de mis personajes favoritos de cada bando.

Mi personaje favorito del ejército Volt:

Guardnoid Gash: es el robot guardaespaldas del Profesor Bias (su creador) y mi personaje favorito. Tiene un diseño espectacular y es extremadamente minucioso, frío y calculador, además de ser imparable y muy superior a cualquier monstruo o criatura mostrada en la serie.

Yo diría que sólo tenía programadas cinco funciones principales como robot:

  • proteger a su creador (el Profesor Bias).
  • dar vida a los monstruos cerebrales diseñados por los discípulos del Prof. Bias.
  • lanzar el Giga Phantom (“Reactivador Fantasma” en español).
  • grabar a detalle cada operación del ejercito Volt.
  • pulir y encerar sus armas, con tal de estar en perfectas condiciones para cuando lo necesite su creador.

Pese a ello, este implacable robot demuestra a lo largo de la serie ser lo más cercano a un padre que tendría el Prof. Bias, cosa que se aprecia mejor en el capítulo final de la serie.

Mi personaje favorito del escuadrón Liveman:

Colon (robot a cargo del Grand Tortoise)

Fue muy difícil escoger como waifu entre Megumi y Colon, pero al final esta simpática robot se ganó mi afecto.

Al inicio de la serie creí que ella sería un personaje de lo más plano e inútil en la mayoría de las situaciones.

“Cómo ella siempre está en la base, posiblemente no hará nada más que observar o dirigir” -fue lo que pensé cuando la vi por primera vez… ¡no pude estar más equivocado!

Colon (por muy gracioso que suene el nombre en latinoamérica) es un robot femenino formidable que fue más allá de sus obligaciones. No sólo ayudaba a operar a los liveman desde el centro de mando, sino que cuando estaban en problemas ella no dudaba en ir a su rescate, ya sea a pie, en motocicleta o cualquier otro vehículo que estuviera a su alcance, incluyendo los mechas, pese a que ella no fue diseñada para combate.

Hubieron episodios donde sufrió mucho, tanto física como emocionalmente, mostrando que más allá de un robot asistente era un miembro vivo más de la familia Liveman.

Finalmente hacer incapié en su diseño, un tanto simple, pero muy hermoso y atractivo.

(Colon besto waifu)

Bueno, eso sería todo lo que tenía que decir acerca de esta maravillosa serie que me hizo pasar un buen momento. ¡Larga viva a Liveman!

GRACIAS POR PASAR!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.